Los oficios extrafutbolísticos de algunos jugadores en Chile

FÚTBOL CHILENO

Los oficios extrafutbolísticos de algunos jugadores en Chile

Los oficios extrafutbolísticos de algunos jugadores en Chile

El caso del colombiano Riascos de San Luis, quien ejerce como peluquero, no es único. Varios futbolistas nacionales también realizaron otras labores en un instante.

El colombiano Weiner Riascos hizo noticia el fin de semana pasado. Anotó el segundo gol de San Luis en la victoria ante Católica en San Carlos de Apoquindo y después contó que, en sus horas disponibles, ejerce como peluquero en Quillota.

Las declaraciones del joven colombiano pusieron en el tapete la historia de algunos futbolistas que, ayer y hoy, han combinado la actividad competitiva con el ejercicio de un oficio.  

La más reciente la protagonizó el arquero de Temuco, José Luis Gamonal, aunque en su caso lo suyo tiene que ver con el ejercicio de una profesión, la de profesor de educación física. Durante un tiempo, paralelamente a su rol de arquero en el cuadro albiverde realizó la labor docente en un colegio de la ciudad de la Novena Región.

"Me habían ofrecido desde antes este trabajo, pero no lo quise tomar porque prefería dedicarme ciento por ciento al fútbol. Le agradezco a esta profesión el hecho de compartir con niños, porque ellos son inocentes y te hacen ver cosas que uno a veces pasa por alto. Además, la energía que ellos entregan es mucha, yo trato de absorberla al máximo", afirmó en La Tercera hace algún tiempo.

Waldo Ponce actualmente se encuentra sin club, tras abandonar Universidad de Concepción. En febrero, el zaguero hizo noticia por un emprendimiento: desarrolló la idea de diseñar canilleras con fibras de carbono para la protección de los futbolistas y las vendía de manera personalizadas.

Casos en la Octava Región

En Naval, elenco de la Segunda División Profesional, la crisis económica es aguda y Juan Pablo Aguilera, futbolista del cuadro chorero, trabaja como chofer de Uber para llevar el sustento a su hogar.

"Es una forma de obtener unas lucas. Salgo en las tardes y es más para tener dinero en caso de alguna emergencia que tenga con mi hijo. No es que esté toda la tarde manejando, tengo que descansar", explicó a AS Chile el navalino.

A continuación, entregó otro dato respecto de futbolistas que forzosamente deben combinar la labor deportiva con algún oficio: "Hay otros compañeros que tienen sus mini pymes. Tenemos que buscar alguna de conseguir dinero".

A fines de los 80, otro jugador de Naval también llamaba la atención al respecto. Jaime Baeza, quien fue miembro del directorio de la ANFP y luego reemplazó interinamente a Sergio Jadue en la presidencia, fue docente universitario en Concepción.

Baeza es ingeniero comercial y, cuando militaba en el elenco chorero, también hacía clases. El hecho era constantemente destacado por la prensa de la zona en aquella época, ya que Naval era uno de los equipos animadores del torneo nacional.

0 Comentarios

Normas Mostrar