Arturo Norambuena: "El fútbol lindo no existe"

BARNECHEA

Arturo Norambuena: "El fútbol lindo no existe"

Arturo Norambuena: "El fútbol lindo no existe"

AS Chile

En su segunda experiencia como DT, el ex goleador de la UC registró una buena campaña en la B. "Uno antes estaba preocupado mucho de la forma", afirma.

Arturo Norambuena finalizó con satisfacción su primer ciclo en la dirección técnica de Barnechea. El cuadro santiaguino terminó el Transición de Primera B en la parte alta de la tabla. Además, el riesgo de perder la categoría, tras el ascenso desde Segunda División de mediados de año, solo fue tema en la fechas iniciales del torneo.

"Llegué sin cuerpo técnico. No fue fácil, pero me encaminé muy bien con la gente que estaba trabajando acá. No es fácil llegar tarde, empezar a armar y empezar a competir al tiro. A la semana de haber llegado, ya teníamos Copa Chile contra Audax, un rival de Primera División. De todas formas ha sido una linda experiencia y estoy muy contento", dice Norambuena a AS Chile.

"Es un lugar atípico. Te dejan trabajar tranquilo. Hay tiempo para trabajar, no sientes la coyuntura del partido del fin de semana. El presidente (Armando Cordero) se ha portado muy bien. De partida me abrió las puertas. Estuve dos años tocando puertas y no pasaba nada. Estoy agradecido y ojalá que podamos seguir trabajando juntos todo el próximo año", agrega.

La historia como DT en el profesionalismo comenzó para el ex goleador de la UC en Cobresal. No le fue bien y finalmente terminó dejando El Salvador: "Quedé conforme. Perdí, pero pienso que si ocurre, tiene que ser de esa forma. Era un equipo atrevido, que jugaba, teníamos 65 por ciento de posesión. Era un equipo que proponía y estaba diseñado para actuar en la altura. Los resultados no acompañaron".

En su segunda chance en la banca, el técnico se animó a realizar algunas modificaciones en su proceder. "Alteré el modelo que aplicaba. Barnechea no tiene nada que ver con Cobresal. Acá jugué mucho más de contra. Lo que sí puede ser como mensaje es que el fútbol lindo no existe. Uno antes estaba preocupado mucho de la forma, del ataque construido o de la presión post pérdida. La realidad es que si hablan de Barnechea, lo hacen no por el juego, sino porque terminamos arriba", indica.

"Casi nadie ve los partidos, vemos poco fútbol. El juego queda para el gusto particular del entrenador, pero no deja absolutamente nada. En esto hay un aprendizaje, el hecho de escuchar también a tu equipo y amoldarse a lo que el equipo pide", añade.

-¿Eso pasa ahora en el fútbol chileno? Colo Colo y la U son más defensivos.
-Pasa lo siguiente: el parámetro de la selección es muy alto, se puede hacer eso, pero con esos jugadores, que son extraordinarios en la historia. Entonces, si con esa excepción queremos modelar todo el fútbol chileno, se hace muy difícil.

-¿Así pensaba también cuando asumió en Cobresal?
-Tenía una idea distinta. El caso de Cobresal era distinto. Elegí un modelo más ofensivo porque encajaba mejor ahí, a raíz de la altura. Nadie 'aprieta' en la altura, por lo que era una locura no salir jugando. Con dos o tres pases llegábamos construyendo. Después reflexioné y pensé que tal vez jugando más mal, y logrando los mismos resultados, no me hubieran echado.

-¿Cómo se juega en el torneo de Primera B?
-Es muy competitivo, duro. El gol pesa mucho, muy pocos equipos intentar jugar. Los equipos buscan que la pelota esté lejos del arco propio. Alejar el peligro y pelear la pelota bien arriba. Se juega a que no me hagan el gol primero. Si un equipo hace tres o más goles, el segundo y el tercero son puras contras. De 10 goles, ocho son de táctica fija, pérdida en la salida o de contra. Contrarrestando eso, uno evita muchos goles.

-¿La buena campaña no lo alienta a buscar otra oportunidad en Primera División?
-No tengo ningún apuro por empezar a entrenar equipos grandes o irme de acá. Sé que si me voy, al mes voy a estar sin pega de nuevo. La idea es partir para crecer y no estar de vuelta. Todavía me falta por hacerme aún más. Llevo años en esto y pasé por todas las etapas. No debo apurarme. Tampoco creerme mucho el tema de la buena campaña.

El apoyo a Mario Salas

Norambuena tuvo un buen paso por Universidad Católica en la década pasada. Fue goleador del equipo y obtuvo un título, en 2002. La baja campaña del elenco conducido por Mario Salas no ha estado ajeno a su mirada.

"No me gusta mucho dar opiniones tajantes desde lejos. Tengo claro que Mario se ganó algo en Católica, una campaña mala no se lo puede quitar. Se puede discutir por qué se decantó todo en esto, pero Mario está un peldaño más arriba y merece el respeto", dice.

"No es raro que un técnico tenga una mala campaña. No es fácil lo que Mario hizo en el club. Siento que aún debe estar ahí, no es tiempo para cambios. Todo lo contrario: con esta cosa, el entrenador se hace más fuerte, porque aprende también", agrega.

0 Comentarios

Normas Mostrar