ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

TORNEO NACIONAL

Las causas futbolísticas del difícil momento de Abreu en Audax

El uruguayo, quien ahora es suplente, aseguró que la forma de juego no lo favorece. Un análisis del funcionamiento del equipo desde el 2017 da luces sobre el asunto.

Actualizado a
Las causas futbolísticas del difícil momento de Abreu en Audax
RAMON MONROY/PHOTOSPORT

Sebastián Abreu comenzó el Torneo Nacional como titular en Audax Italiano. Sin embargo, en la cuarta fecha ante Everton, el DT Hugo Vilches alineó a Ignacio Jeraldino en su lugar. Hoy, el experimentado uruguayo es suplente en el cuadro verde que, sin el charrúa desde el primer minuto, consiguió un triunfo y un empate, luego de dos derrotas y una paridad en las fechas iniciales.

Explicando su actual presencia en la banca itálica, Abreu aseguró que "no estoy encontrando la forma de ser útil para el funcionamiento de Audax. Estar o no en la banca es secundario. Quiero que mis características puedan ser aprovechadas”.

"La forma de jugar que tenemos, de respuesta más que de propuesta, no es para mis características. No somos un equipo de posesión, sino que de contraatacar", agregó.

¿Juego de reacción?

Audax debutó en el campeonato con una derrota por 4-2 contra Huachipato. Abreu fue titular y el elenco floridano se impuso en la posesión del balón, aunque por mínima diferencia (50,2 por ciento vs 49,8). En el resto de los encuentros fue superado en la tenencia del balón, pero escasamente (48,3% vs 51,7 ante Colo Colo y 49,6 vs 50,4 frente a Temuco).

Las cifras no expresan un manejo de la pelota arrasador por parte del rival, condición básica para el juego de contraataque. Por lo mismo, los dichos del charrúa no adquieren gran asidero. Sin embargo, las explicaciones de Abreu se vinculan más con la eficaz estructura de juego audina, que proviene del anterior Torneo Transición, con una buena campaña itálica.

En los 15 partidos disputados, Audax solo se impuso en la posesión del balón ante Universidad de Concepción (50,9% vs 49,1), Colo Colo (59,7 vs 40,3) y Curicó (64,4 vs 35,6). Fueron un empate 1-1, derrota por 3-0 y triunfo por 2-0, respectivamente. En todos los siguientes encuentros fue superado en el control de la pelota, tornando el trámite del juego más proclive al accionar reactivo de los floridanos, mediante contraataques.

El factor Sergio Santos

En un inicio, Abreu recaló en La Florida para sustituir a Sergio Santos, quien fue improvisado como centrodelantero (siempre ha sido un atacante para actuar como alero) con magníficos resultados. El brasileño irrumpió de '9' en la fecha 6 contra Universidad Católica (2-2) y no abandonó más el puesto.

A partir de ese instante, los itálicos sumaron cinco victorias, configurando un muy buen segundo semestre. La epítome de todo fue el triunfo por 3-0 ante la U en el Nacional. Santos estuvo imparable y, con una tenencia del balón inferior (43,6% vs 56,4), apabulló a los azules, gracias a contraataques fulminantes e incontrolables.  

El brasileño es un delantero ideal para atacar en espacios amplios. Lo suyo es correr al encuentro del balón en profundidad, a las espaldas de los zagueros rivales. En su caso también, con la pelota en los pies, encarar a los defensores y echar a correr el balón para avanzar sin obstáculos.

Con ambas fórmulas, Santos, quien hoy se encuentra lesionado, muchas veces se torna imparable, muy difícil de manejar por las defensas oponentes . En una una faceta muy distinta a la del juego más controlado y focalizado en el área, dependiente de la elaboración prolongada, para abastecer a Abreu.