Chilenos por el mundo

El duro proceso de recuperación que deberá enfrentar Bravo

La rotura del tendón de aquiles es una lesión complicada, y en Chile, hay varios casos que lo reflejan. El más reciente es el de Charles Aranguiz.

Una de las lesiones más complicadas para un futbolista es la que deberá enfrentar Claudio Bravo. La rotura del tendón de Aquiles es de difícil recuperación, requiere entre 6 a 8 meses para volver a jugar, y algunos nunca lograron retomar su rendimiento.

El caso más reciente para el fútbol chileno es el de Charles Aranguiz. El volante del Bayer Leverkusen sufrió con la recuperación y tras un largo periodo fuera de las canchas, ha tenido altibajos en su rendimiento deportivo.

Otro caso recordado en el fútbol nacional es el del defensor Waldo Ponce. El ex Universidad de Chile y Universidad Católica nunca pudo recuperarse bien de esta lesión. Intentó volver a la competencia, pero finalmente terminó retirándose.

Uno de los últimos que también debió lidiar con una rotura del tendón de Aquiles fue el volante Nicolás Núñez. Campeón con Huachipato, el hoy mediocampista de Magallanes sufrió esta lesión en su pierna derecha.

Un caso paradójico con esta lesión se dio en la Copa América Centenario. En aquella oportunidad no fue un jugador, sino que el preparador de arqueros Alex Whiteley se cortó el tendón de Aquiles antes de la semifinal con Colombia.

Todos estos casos muestran el duro trabajo que deberá enfrentar por delante Claudio Bravo para intentar llegar aunque sea sin fútbol a la Copa América de Brasil en 2019.

0 Comentarios

Normas Mostrar