U. DE CHILE

La cronología del quiebre Arias-Herrera que divide a la U

Desde su polémica llegada a Universidad de Chile, el técnico uruguayo ha tenido en el histórico portero uno de sus principales antagonistas. La ruptura es total.

El quiebre entre Alfredo Arias y Johnny Herrera complica en Universidad de Chile. En la directiva ya no saben qué hacer para recomponer una relación inexistente entre el técnico y el portero azul, una que se dio distante desde el polémico arribo del uruguayo a la banca de la U.

Las posiciones son totalmente opuestas. El primer foco de conflicto se vio tras conocerse las mentiras que dijo tanto el DT como el ex gerente deportivo, Sabino Aguad, respecto a cómo negoció su llegada a Universidad de Chile. La cercanía con Frank Kudelka del plantel hicieron que tanto Herrera como otros referentes tomaran muy mal las acciones de Arias, al punto de que nunca han confiado en él.

"Hubo desconfianza de entrada y Johnny es muy de lealtades. Por eso nunca se ha podido arreglar la relación entre ambos. En el resto del plantel también hay varios que no confían en él (Arias), pero entienden que deben pelearla por la situación en la que está la U", cuentan desde el club.

En este panorama, el primer quiebre se produjo dos semanas antes del último SuperclásicoTras el duelo en La Florida ante Audax Italiano, Herrera se quejó por el juego que desplegaba la U, situación que fue captada por la transmisión oficial del CDF. "Si seguimos jugando así, estamos cagados"; fue la frase del portero. Arias tomó esto como una crítica directa a sus decisiones.

Por esto antes del duelo con Coquimbo y con miras al partido ante Colo Colo, Arias decidió sacar del arco a Herrera y poner a Fernando De Paul. El técnico, además declaraba que el portero se quedaba fuera de la citación por él habría pedido no ir al banco.

Ahí, vino la primera declaración dura de Herrera contra Arias. "Que no invente, lo único que quería era estar", fue la dura respuesta del portero a las declaraciones del DT.

"No sé, es todo tan raro... ¿A qué técnico le han aguantado tanto? Quizá puede ser un DT extraordinario, pero no ha logrado resultados. Si Kudelka hubiese seguido, tendríamos más puntos. Lo que empieza mal, por lo general termina mal", agregó Herrera.

Luego del cierre de la intertemporada pareció que el conflicto se había apaciguado. Los resultados acompañaban, pero no es así. "La relación entre ambos es tirante. Pareciera que los dos buscan el mínimo error del otro para echárselo en cara", cuenta un cercano a la interna del club.

Y ese "error" lo cometió Arias el sábado tras el duelo ante Temuco. "Mientras De Paul no se lesiones, seguirá siendo el titular", dijo el DT consultado por los cantos de apoyo que recibió Herrera en Estadio Nacional.

Así se desató la ira de Herrera, con frases como "tendré que esperar que se vaya Arias para jugar o irme"; o "Si veo a Arias en la tele, la cambio". Un conflicto que amenaza la convivencia dentro del plantel, y que la dirigencia actualmente no sabe como apaciguar.