La encrucijada del Rey Arturo

Arturo Vidal está en Chile aprovechando el receso de fin de año en el fútbol español. El volante del Barcelona vive un período de decisiones importantes: seguir en el cuadro catalán o buscar un nuevo rumbo, donde el Inter de Milan aparece como el club más interesado en contar con sus servicios en cancha.

Vidal repitió que está feliz en Barcelona. Juega en uno de los clubes más estelares del planeta. Pero no es fácil para un jugador que ha sido titular en todas partes, ver la mayoría de los partidos desde la suplencia. Menos cuando la estadística favorece su pretensión de ser titular. Ha iniciado pocos partidos en esta temporada desde el primer minuto. Apenas cuatro juegos. Sin embargo, ya convirtió más goles que todos los que anotó en su primera temporada en el conjunto blaugrana. Después de los delanteros del Barcelona (Messi, Suárez, Griezmann) es el jugador con más goles en su bitácora. Arturo Vidal quiere ser titular, quizás lo merece, pero mientras siga Ernesto Valverde en el banco tendrá que remarla desde atrás.

El Inter le ofrece un mayor protagonismo. Su entrenador Antonio Conte lo tuvo en la Juventus, jugando a altísimo nivel. Quiso llevarlo al Chelsea, pero el chileno optó por el Bayern Munich donde otra vez fue titular y campeón. Con el técnico italiano en el banquillo, Vidal tiene casi asegurada una camiseta en el 11 estelar.

Barcelona juega Liga de Campeones. El volante ha dicho mil veces que su gran objetivo antes de dejar el fútbol europeo es ganar el máximo trofeo de clubes. Con la Juventus jugó una final. Con el Bayern Munich y el Barcelona llegó a semifinales. En esta edición sigue en competencia, con perspectivas altas de seguir avanzando. El Inter ya no tiene Champions. Sigue su derrotero europeo en la Europe League, donde perfectamente puede pelear el trofeo.

Más allá de la decisión, la buena noticia para Arturo Vidal es que sigue siendo un futbolista codiciado por los equipos de primera línea en Europa. Se lo ha ganado. Sus 99 goles convertidos en el Viejo Continente avalan el rendimiento de un futbolista de excepción.