CORONAVIRUS

Las estrictas pruebas a Vidal para volver a los entrenamientos

En el Barça empiezan a preparar el retorno a los prácticas en cancha y el chileno deberá rendir una batería de evaluaciones que incluye hasta el test del coronavirus.

Lentamente España se acerca a poner en marcha un plan de desconfinamiento en medio de la pandemia del coronavirus, pero todo irá dependiendo de cómo evolucione en el territorio hispano el acecho del Covid-19. Algunas estadísticas insinuan que los peores efectos del virus podrían estar quedando atrás y, en este contexto, el Barcelona prapara en el retorno a las prácticas reales en el centro de entrenamientos del club, con el chileno Arturo Vidal entre los protagonistas.

Sin embargo, no será una vuelta a la actividad cotidiana para el volante de la Roja como era hasta antes de la cuarentena total en España y las altísimas cifras de fallecidos y contagiados. Para empezar a entrenar en los tiempos de la pandemia del coronavirus en Europa, Vidal deberá aprobar cinco estrictas evaluciones. Solo en ese caso pisará nuevamente el lugar de entrenamientos de la escuadra catalana con regularidad.

Test del coronavirus

As tuvo acceso al protocolo que se entregará a Vidal y compañía sobre cómo se desarrollará la primera fase del operativo de retorno a las canchas. Para empezar, el chileno llegará el primer día en forma individual, según un horario preestablecido para cada futbolista. El primer contactoconsistirá en una entrevista que será realizada por un miembro de los servicios médicos y un preparador físico. Durante la reunión se aclararán las pautas que siguió Vidal durante el confinamiento y los resultados que entregó semanalmente para llegar a una primera conclusión.

Luego, Vidal será sometido a una medición de la composición corporal. Es decir, el índice de grasa, como primera valoración concreta sobre los efectos del confinamiento. También se someterá a un control de metabolismo aer y ana (MAS-ASR), básicamente un test de coronavirus y de anticuerpos. Este tipo de controles se realizarán de forma periódica durante lo que resta de temporada, tanto a jugadores como al staff del primer equipo.

Mediciones de fuerza y resistencia

Posteriormente, el volante nacional deberá realizar una prueba de carrera continua con sprints, portando un chaleco de GPS para controlar todas sus variables, sobre todo a nivel cardiovascular. Por último, rendirá un test de fuerza, con trabajo dinámico e isométrico y especial atención en la muscula posterior de las extremidades inferiores, para visualiar el estado de los isquiotibiales.

Si el mediocampista de la Roja supera con éxito estos cinco controles, podrá incorporarse a partir del día siguiente a la actividad planificada para el primer equipo. Entonces, recibirá una bolsa con la equipación deportiva que utilizará en la próxima sesión, teniendo en cuenta que la primera semana será de entrenamiento individualizado. Así lo establece el protocolo que entregó la liga española a todos los clubes.