Temas del día Más temas

Todos los hombres de “El Presidente”

La producción original de Amazon, El Presidente, es una serie de ficción inspirada en hechos reales. No pretende ser una historia verídica. No es un documental o un reportaje o un libro. Lo anuncia en el primer minuto de su emisión. Si hilamos más fino, el género de las series (o teleseries), parte de la base que hablamos de hechos ficticios, en ocasiones basados en eventos y personajes reales.

Si lo que se pretende es buscar un retrato fiel del paso de Sergio Jadue como timonel de la ANFP, este no es el camino. Es probable que nadie conozca con certeza absoluta la trama de la surrealista presidencia del calerano en el balompié nacional.

La serie se acerca a la sátira, a la parodia. Por lo mismo, se exacerban ciertas situaciones y conductas de un hombre que llegó, sin saber cómo, a ser Presidente del Fútbol chileno en el momento de su máxima gloria deportiva como fue la obtención de la Copa América del 2015. El personaje de Jadue se aproxima más a una caricatura. A ratos se le ve torpe, inocente, cándido, sometido y poco valorado por su entorno. Esa es una de las ficciones. Porque Sergio Elías Jadue no era ni torpe, ni inocente, ni cándido. Sabía y sabe perfectamente lo que hizo y lo que hace. El noveno aplazamiento de su sentencia en Estados Unidos es una comprobación de esto.

Los personajes del resto de la cúpula sudamericana aparecen con sus nombres reales, lo mismo que los ejecutivos de televisión que entregaban jugosos sobornos a la dirigencia. El método, a grandes rasgos, nos muestra el camino de la corrupción, pero se toma licencias dramáticas para que el producto calce. Las fechas no siempre encajan y los actores extranjeros hacen de chilenos y los chilenos hacen de extranjeros. Cierto. Licencias que se permite y que hasta necesita un producto de ficción.

Lo que es real es que muchos de los que alentaron la caída de Harold Mayne Nicholls, el surgimiento de Jorge Segovia primero y Sergio Jadue después, son personajes reales y vigentes. Siguen siendo parte del Consejo de Presidentes que en poco tiempo elegirá a una nueva directiva para la ANFP. Con Jadue nos equivocamos muchos. Los periodistas al otorgarle el Premio al Mejor dirigente deportivo, un error gigante que debemos asumir sin atenuantes, porque las explicaciones agravan la falta. Se equivocaron muchos dirigentes, algunos que respaldaron su gestión y admitieron su error y también los que nunca lo han reconocido. Se equivocaron algunos ejecutivos, que le llevaron el amén para conseguir un contrato más beneficioso. Pero cuidado, que no se equivocaron todos. Algunos la cantaron siempre. Desde diferentes tribunas y lugares. A esos hay que oír si no queremos que la serie El Presidente tenga una nueva versión, una serie de ficción, inspirada en hechos reales.