ELIMINATORIAS DE QATAR 2022

El gran desafío defensivo de la Roja ante el tridente de moda

James, Zapata y Muriel brillan en Europa y la goleada de Colombia a Venezuela los tuvo como protagonistas. Será una ardua tarea en la zaga.

El gran desafío defensivo de la Roja ante el tridente de moda
WEB

La Roja afronta esta noche una partido crucial en su afán de culminar el inicio de las Eliminatorias con una sensación de tranquilidad, pese a la derrota en el debut ante Uruguay. El elenco dirigido por Reinaldo Rueda recibe en el Estadio Nacional a Colombia, una escuadra que goleó a Venezuela y cuyo poder ofensivo se sostiene en la trascendente labor de James Rodríguez, Duván Zapata y Luis Muriel.

El trío de ataque resultó clave en el 3-0 del viernes pasado en Barranquilla. Muriel colaboró con un doblete y la otra cifra la aportó Zapata, en tanto que James fue el principal gestor de juego en el bloque ofensivo, bien apoyado por Juan Cuadrado. Venezuela, replegado y sin poder en ataque, no fue el rival esperado, pero los delanteros colombianos sin duda que son la principal amenaza para Chile.  

James, extremo falso

Carlos Queiroz, el DT del oponente de la Roja, emplea un sistema de juego 1-4-1-2-3. Hasta el sector de volantes, las tareas y funciones tanto de defensas como de mediocampistas se encuadran en parámetros tácticos conocidos. Sin embargo, el asunto cambia de manera importante en la delantera.

James actúa como extremo falso. Esto quiere decir que su posición de inicio en la cancha, principalmente en la fase ofensiva, es situado en la derecha del ataque colombiano, con Zapata en el centro y Muriel por la izquierda. Pero durante la construcción de juego abandona su lugar y cuenta con plena libertad de desplazamiento, incluso para aparecer por el lado opuesto al de su ubicación original.

De este forma, el hombre del Everton de Inglaterra intenta accionar detrás del o los volantes centrales adversarios. Así les gana las espaldas y recibe libre el balón. Entonces puede girar y encarar a la línea defensiva oponente o habilitar al par atacantes restantes u otro hombre que realice algún apoyo de ruptura. 

James se convierte en un '10' momentáneo, sin brindar referencias posicionales exactas evitando entregarse a la marca rival, por lo que su control defensivo demanda máxima comunicación y atención. Lo mismo realiza con éxito en la Premier League, a la que llegó tras una mala segunda etapa en el Real Madrid, pero que dejó atrás como una de las figuras en el inicio de la temporada con el Everton.

La dupla del Atalanta

Zapata fue uno de los mejores jugadores de la temporada pasada en la Serie A de Italia. Atalanta, su club, disputó hasta el final los primeros lugares y finalmente el medio futbolístico lo reconoció como el equipo de mejor juego en el Calcio. Ubicado en el eje del ataque, el colombiano se impuso por fortaleza, velocidad, capacidad de finiquito y buenas diagonales en el frontis del área rival.

El contexto táctico en el que se desempeña en la selección de Colombia es idéntico. Su misión esencial es finalizar las maniobras ofensivas por el centro, ir a la refriega contra los centrales rivales y por fortaleza generar sus propias ocasiones de gol. Por lo tanto, neutralizarlo exige ausencia de descuidos defensivos, cobertura garantizada en todo instante y agilidad para el anticipo, evitando la opción de la lucha corporal pues siempre impone su contextura.

Muriel es un caso distinto. El también delantero del Atalanta es un atacante de gran velocidad, facultado para desenvolverse en torno a la figura hegemónica de un hombre en el centro de la ofensiva. Aunque también posee otras obligaciones, lo suyo esencialmente consiste en ganar línea de fondo y asistir a los que acompañan e el área. Así se siente más cómodo, pues es veloz y posee facilidad para enviar centros.

Sin embargo, para Colombia es también un agente de gran valor en momentos de quite y ataque rápido, aprovechando la desorganización defensiva rival. El contexto de espacios amplios en situaciones ofensivas abruptas calza a la perfección también con su estilo de juego individual. Seguramente, esto último será una de las variantes de ataque que el rival de la Roja intentará explotar en el Nacional.