Entrevista AS

El campeón mundial con Brasil que llegó a Chile por 'Don Elías' y que hoy es político en su país

Cleber da Rosa Moreira, formado en Gremio, conoció al ex defensor en Porto Alegre y, tras aquello, arribó a suelo nacional para jugar en Valdivia, La Serena y Palestino. Era volante.

El campeón mundial con Brasil que llegó a Chile por 'Don Elías' y que hoy es político en su país
Cleber Moreira Facebook

"Tenemos serios problemas con los políticos", advierte Cleber da Rosa Moreira (54). Es la reflexión de un talentoso ex volante brasileño que jugó en nuestro país entre fines de los '80 y principios de los '90. Deportes Valdivia, La Serena y Palestino lo acogieron, y él no se olvida de aquello. "Estoy planeando volver a Chile el otro año para comer un asado, algún pescado y confraternizar con los amigos", afirma. Hoy, sin embargo, está alejado del fútbol y asume un rol completamente diferente: es concejal en Novo Horizonte, uno de los 645 municipios del estado de Sao Paulo.

"En la ciudad hay un equipo que se llama Novo Horizontino, que está en la Serie D del Brasileirao y en la Primera División del Paulistao. Es el estadual más disputado. Ahí juegan Sao Paulo, Santos, Corinthians y Palmeiras", cuenta el campeón mundial con la 'Verdeamarela' Sub 20 en 1985, y añade: "Acá también hay dos industrias muy fuertes que fabrican etanol, el combustible para los autos, y azúcar. Le dan mucho empleo a las personas. Cada una tiene casi seis mil trabajadores". Es la nueva vida del formado en Gremio de Porto Alegre, quien llegó a Chile gracias a Elías Figueroa. 

- ¿Qué recuerda de su estadía en Chile?
- Llegué en 1988 a Valdivia, luego pasé a La Serena y terminé en Palestino. Jugué cinco años en Chile. La gente de Valdivia me recibió con mucho cariño. Echo de menos a la ciudad. Tengo un grupo de amigos por todo Chile, principalmente por Valdivia y La Serena. 

- Me comentaba que tiene amistades en Chile. ¿Con quién específicamente?
- Con muchos jugadores de los clubes por los que pasé: Manuel Tobar, Luis Marcoleta, Eric Lecaros, Mariano Puyol, 'Pato' Yáñez, Gustavo De Luca, Juan Carlos Letelier... Durante todo el año tengo contacto con ellos, porque el fútbol pasa pero la amistad se queda.

Cleber da Rosa Moreira es el segundo de izquierda a derecha de la fila inferior.

- ¿Y guarda alguna anécdota de su paso por nuestro país?
- Siempre hay bromas. En el inicio, cuando llegué a Chile, me empezaron a enseñar cómo se hablaba el español y ahí agregaban palabras que no debía decir, como los insultos (ríe)... Con el tiempo fui entendiendo que eran chistes. Pero lo más importante son las amistades que conquisté allá, y por eso quiero volver. A Valdivia, principalmente. 

- Como formado en Gremio, ¿qué le parece César Pinares?
- La expectativa es muy grande en Porto Alegre, en la hinchada. Es un jugador de selección, por el cual se está haciendo una inversión muy fuerte para que sea uno de los principales futbolistas del campeonato brasileño. Gremio conquistó un grupo muy fuerte, y Renato Gaúcho, que jugó conmigo en los '80, ya lleva cuatro años al mando.

- ¿Qué opinión existe en Brasil acerca del jugador chileno? También está Araos (Corinthians), Kuscevic (Palmeiras), Isla (Flamengo) y Vargas (Atlético Mineiro)...
- Lo que pasa es que el fútbol chileno evolucionó mucho en los últimos años. Pasó a ser un fútbol exportador de jugadores. Mucho para Europa. Y Brasil, por estar en una buena situación económica, tiene entrenadores portugueses, argentinos, y también jugadores chilenos, venezolanos, argentinos... Brasil consigue pagar un buen sueldo a los jugadores de selección. Nuestro fútbol pasó de exportar a importar. Cuando se coloca mucha calidad, en el caso de los jugadores chilenos, argentinos, se mejora mucho el campeonato. Hay 12 (de 20) equipos que son candidatos al título. Ningún país tiene lo que hay acá. En España, Inglaterra, hay dos o tres equipos que disputan la copa.

- En redes sociales usted ha apoyado bastante a la selección chilena. ¿Qué le parece el presente de la Roja y Reinaldo Rueda?
- El fútbol chileno tiene que ser protagonista siempre, porque evolucionó mucho en el último tiempo. Por la historia que tiene, es un equipo que tiene que disputar títulos. Hay jugadores chilenos en los mejores equipos del mundo. 

- En 1985 usted pudo ser campeón del mundo con Brasil Sub 20. ¿Cómo recuerda ese episodio?
- Fue una gran conquista en el inicio de mi carrera. En un país de más de 200 millones de personas, ser un convocado para la selección brasileña con jugadores como Taffarel, Silas, Mazinho, fue una felicidad. Un gran equipo. Tres años después de eso, don Elías Ricardo Figueroa Brander, ¡gran Figueroa!, que vivía en Porto Alegre, me llevó al fútbol chileno, específicamente a Valdivia. Por dar crédito a mi fútbol y por la amistad que teníamos. Fue un paso importante para mí. Él siempre fue un gran ídolo en Chile y acá también, en Internacional de Porto Alegre.

Cleber da Rosa Moreira concediendo una entrevista con la camiseta de Gremio.

- ¿Y cómo se dio?
- Como él vivía en Porto Alegre y también seguía el fútbol de Gremio, un día se acercó a mí y me preguntó '¿quieres ir a Chile?', y yo como estaba buscando un espacio más grande en el fútbol, de pronto lo acepté. Me dijo 'te voy a llevar a un club donde tengo algunos amigos que ascendió a la Primera División y que quiere hacer un gran campeonato'.

- Linda historia...
- Muy linda. Principalmente por lo que construí en Valdivia y por el cariño que la gente hasta el día de hoy tiene por mí. El año pasado vino a Brasil un grupo de amigos de Valdivia e hicieron una gira en una ciudad del estado de Minas Gerais, y yo fui hacia ellos y jugamos fútbol. Recorrí como 800 kilómetros para que nos reencontráramos. Ahí me hicieron algunos regalos y yo mandé unas fotos autografiadas para Valdivia.

Un giro a su vida

- ¿Cómo surge la idea de incursionar en la política?
- Cuando paré de jugar al fútbol en 1998, y estaba de vacaciones en la ciudad de mi esposa, vinieron las elecciones municipales y me candidateé a concejal para ayudar a algunos amigos que estaban en la política. Por sorpresa salí electo. Tuve tres mandatos (lleva 12 años) y ahora había sido candidato a alcalde, pero infelizmente las cosas no se dieron. Ahora voy a tener un poquito más de tiempo para mi familia, ya que siempre me dediqué en cuerpo y alma a la política para mejorar la vida de las personas que más lo necesitan.

- ¿Y ahora qué cargo ocupará?
- Aún soy concejal. También soy presidente de la Cámara de Concejales de Novo Horizonte hasta el 31 de diciembre. Ahora recibí una invitación para ser parte, desde febrero del 2021, del gobierno estadual de Sao Paulo, que tiene 40 millones de habitantes. El estado más rico, el más fuerte. En lo industrial, empresarial y turístico. 

"Están matando al Amazonas y Bolsonaro no hace nada; necesitamos de un gran líder para el país y nosotros no vemos eso en él".

Cleber da Rosa Moreira, a As Chile

- El Partido de la Social Democracia Brasileña, donde usted milita. ¿De qué posición es en definitiva?
- Es de centro. Es el partido de Joao Doria, que probablemente será candidato a presidente de aquí a dos años. Antes estuve en el Partido Verde. Hay un problema en Brasil porque tenemos 34 partidos políticos...

- ¿Y su partido aprueba lo que hace el oficialismo?
- La ideología partidaria es la democracia. Siempre por el diálogo. Vamos totalmente contra el radicalismo. En la política hay que estar en sintonía con la población que más necesita.

- ¿Qué opina de la gestión de Jair Bolsonaro?
- Él tiene dos lados: los que lo aman y los que lo odian. Bolsonaro ganó la elección porque se mantuvo callado. No habló nada. Nosotros sabemos que tiene buenas intenciones, pero no consigue dialogar. Ni con Brasil ni con el exterior. Estoy en oposición a él y de aquí a dos años tendremos elecciones. Bolsonaro está intentando acabar con la corrupción que hay en la política, pero necesitamos de alguien que nos dé mucho más. Una visión de futuro, de un país gigante, que debe tener ideas para América del Sur, políticas ambientales... Algo que este Gobierno no tiene. Están matando al Amazonas y él no hace nada, y sabemos de tal importancia para Brasil y para el mundo. No podemos crecer como país a cualquier costo. Debemos tener equilibrio ambiental y financiero, y tomar en cuenta a las personas que más necesitan. Brasil es un país muy rico, pero infelizmente aún hay gente pasando necesidades extremas.

- Bolsonaro también ha tenido dichos muy desafortunados: de homofobia; contra las mujeres, los pueblos indígenas; y también sobre el coronavirus. Es una suma de cosas...
- Exactamente. Nosotros necesitamos de un gran líder para el país y nosotros no vemos eso en Bolsonaro. Él procura dividir. No suma. Debe tener un lenguaje para el encuentro con las personas de Brasil y también de América del Sur.

- ¿Y qué le parece el estado de la política en Chile con Sebastián Piñera?
- En este último tiempo no la he seguido mucho, pero sé todo lo que pasó el año pasado, con la gente yendo a las calles, protestando, queriendo una nueva Constitución marcada por la igualdad y que busque el crecimiento del país. Siempre me preocupo por Chile y quiero lo mejor para ustedes. Cuando viví allá, tenían la mejor economía de América del Sur y era el mejor país para vivir en el continente. Quiero que se rescaten esas condiciones. La gente de Chile es especial, porque trata con mucho cariño al extranjero. Quiero que Chile sea un país para todos.