SELECCIÓN CHILENA

Las poderosas razones que acercan a Jiménez a la Roja

El capitán de Palestino, a los 36 años, se encamina a ser el mejor del año y, convertido hoy en un '9' implacable, emerge como solución al déficit en ataque de Chile.

Ya cerca de cumplir 37 años, Luis Jiménez pasa por uno de sus mejores momentos en Chile. El capitán de Palestino se alza como una de las figuras del Campeonato Nacional, es el goleador de su equipo (11 tantos) y su incidencia en el desempeño global de los tricolores resulta indiscutible. Lo demostró con un triplete en la victoria frente al puntero Universidad Católica (3-2), en San Carlos de Apoquindo.

La actualidad de Jiménez, convertido ahora en centrodelantero desde la llegada de Carlos Villanueva a Palestino, revive la opción de un posible retorno a la Roja. Esto también acrecentado por la debilidad ofensiva que mostró Chile en toda la etapa de Reinaldo Rueda, quien por ejemplo intentó con Eduardo Vargas y Felipe Mora como '9' en las Eliminatorias. Sin embargo, no hubo solución a la falta de peso en ataque. 

Un posible regreso de Jiménez a la Roja es homologable a lo acontecido con Marcelo Salas en el inicio de la etapa de Marcelo Bielsa, cuando la presencia momentánea de un hombre de jerarquía pudo contribuir a revitalizar el plantel. Hoy, los argumentos futbolísticos del '9' de Palestino resultan evidentes para ser una alternativa como ariete en la Selección, pensando en los próximos duelos contra Paraguay y Ecuador, a fines de marzo. 

Capacidad de definición

El capitán tricolor es un '10' que juega de '9'. Por lo tanto, su capacidad técnica no se encuentra en discusión y esto lo deja en evidencia en las situaciones de partido en que debe finalizar cada construcción ofensiva. Es un eficaz definidor de jugadas de ataque, resolviendo con precisión y lucidez para ubicar el balón en el sitio del arco que demanda la acción dentro del área rival.

Movimientos trascendentes

La capacidad táctica de Jiménez es otro de los atributos que le ha permitido 'sobrevivir' al cambio de puesto y función que significó la llegada de Villanueva. Se adaptó de inmediato al hábitat del '9', en permanente disputa y roce con los centrales rivales. Marca diferencias por sus movimientos correctos para ganarles el perfil y/o la espalda a sus marcadores en el momento de la habilitación final en cada elaboración ofensiva de los tricolores.

Instinto de gol

La figura de los tricolores fue siempre más un 'mediapunta' que un hombre constructor de juego, actuando en la posición de '10'. De allí, entones que en ocasiones su presencia en el mediocampo de Palestino se tornó incompatible con el diseño de dos '8' acompañando a un único '6'. Siempre estuvo cerca del área rival y la conversión de goles es uno de los rasgos que lo distinguía. Por lo mismo, hoy se ve a sus anchas, desde el punto de vista táctico, actuando como único hombre en el eje del ataque.

'9' de juego asociado

En su nueva función, Jiménez ha dejado en claro también que su figura no se inserta solamente en la del clásico definidor de jugadas. No es un delantero cuya labor esencial se remite a anotar en el arco rival, es también un hombre con plena capacidad para intervenir significativamente en la construcción de la maniobra ofensiva. Antes con mayor regularidad y ahora no tanto, retrocede algunos metros para interactuar con los volantes, evitando así generar referencias de marcas a los centrales rivales. Luego ingresa al área y cumple así con el 'llegar y no estar' para definir con mayor sorpresa.  

'Choque y aguante'

Con 1,82 metros y 78 kilos, el capitán de Palestino marca presencia también por su envergadura. Es un tipo de peso y altura en el centro del ataque, que reditúa también de estos atributos. No le hace el quite a la fricción ni a la colisión con los rivales. En recepciones de espalda al arco rival, su cuerpo es una barrera difícil de superar por los contrarios y en la disputa aérea emplea toda su energía. Puede ser también un '9' de 'choque y aguante' sin ningún tipo de inconvenientes, lo que para muchas defensas a veces resulta un problema.