ACTUALIDAD

Ignacio Briones, el nuevo abanderado de Evópoli a la presidencia: Últimas declaraciones, promesas y garantías

El renunciado Ministro de Hacienda del Gobierno del Presidente Piñera fue proclamado candidato presidencial este sábado y dio a conocer los ejes de su campaña.

0
Ignacio Briones, el nuevo abanderado de Evópoli a la presidencia: Últimas declaraciones, promesas y garantías
SEBASTIAN CISTERNAS/PHOTOSPORT

El martes pasado, Ignacio Briones dejó el Ministerio de Hacienda para transformarse en el candidato presidencial del partido de gobierno Evópoli. El ex secretario de estado fue proclamado este sábado por la colectividad oficialista para enfrentar las primarias presidenciales de Chile Vamos.

Y aunque solo han transcurridos algunos días de su salida del Gobierno, Briones fijó con claridad los lineamientos centrales de su candidatura. "Este es el único camino para cometer los desafíos y reformas económicas y sociales de fondo que Chile necesita", sostuvo Briones tras su proclamación.

Últimas declaraciones, promesas y garantías

El ex Ministro de Hacienda, respecto de su aspiración por llegar a La Moneda, señaló que "va a ser una candidatura muy honesta, hablándole siempre de frente a las personas, sin venderles la pomada, porque creo que en el desafío por delante tenemos retos fundamentales de nuestro país, para construir una hoja de ruta económica y social, reformista y potente".

Del mismo, Briones aseguró que "para que eso sea exitoso, tenemos que hablarles a las personas con la verdad, respecto de qué es posible, cómo lo vamos a hacer y lo vamos a hacer juntos".

En torno a sus propuestas de gobierno, el ex ministro afirmó que "hacer ofertones que después no se pueden cumplir y que solo contribuirán a incrementar la desconfianza que hoy existe en nuestro país, probablemente es el principal desafío para salir adelante".

Finalmente, Briones sostuvo que "digámoslo con claridad, el gatopardismo de hacer cambios para que nada cambie, no sirve. Y con esa misma claridad, digamos también que el reformismo que nos anima supone comprarse problemas y enfrentar a grupos de interés".