FÚTBOL CHILENO

El nuevo Pinares de la UC

Con el fichaje de Juan Leiva, el tricampeón intenta subsanar el déficit en el mediocampo por la salida del zurdo a Gremio. Ambos poseen puntos en común, aunque con matices.

El trascendido, en torno a la llegada de Juan Leiva a Universidad Católica, había adquirido consistencia ya en las últimas fechas del Campeonato Nacional. Los cruzados querían al volante de La Calera en el plantel 2021 y finalmente lo consiguieron: todo está listo para su incorporación por los próximos tres años y con opción incluso de una cuarta temporada. Queda claro que en San Carlos de Apoquindo confían plenamente en el penquista.

El fichaje de Leiva posee un trasfondo futbolístico indiscutible. Desde la partida de César Pinares al Gremio de Porto Alegre, la escuadra que ahora dirigirá Gustavo Poyet se quedó sin un hombre de rasgos parecidos en la zona de la mitad de la cancha. El volante emigrado al fútbol de Brasil logró una sinergia de juego de tal nivel con Ignacio Saavedra y Luciano Aued, que el ex DT Ariel Holan no pudo dar a cabalidad con el sustituto o la fórmula táctica colectiva para suplir su ausencia.

Buscando al reemplazante

En pos de una solución, Holan intentó la salida al asunto alineando a José Pedro Fuenzalida como mediocampista derecho. También pasaron por el puesto Marcelino Núñez, Gastón Lezcano e incluso el centrodelantero Diego Valencia. Sin embargo, las cuotas de rendimiento sectorial de la zona de volantes no fueron las mismas, aunque esto también se insertó en un declive que fue evidenciando el equipo hacia el cierre de la temporada. El inmenso desgaste del año nacional e internacional tuvo mucho que ver en esto.

En el plano táctico, la solución que intentaron los cruzados consistió en modificar la organización espacial en la mitad de la cancha. En algunos partidos, el ingreso en la titularidad de Diego Buonanotte impuso un cambio en el subsistema de la línea media: de un '6' y dos '8' variaron a una estructura con un par de volantes centrales (Saavedra y Aued) y un mediocampista ofensivo, labor que recayó el hombre surgido en River Plate. No obstante, que Holan haya vuelto al orden inicial reveló que no estuvo satisfecho con la respuesta.

Leiva, la solución final

En 2021, la salida más coherente se visualiza para el nuevo DT Poyet con la inclusión de Leiva en la posición de mediocampista derecho. A eso llega el ex Concepción, Universidad de Chile y Audax Italiano. Su misión se encuentra clara de antemano y seguramente el zurdo también la conoce: reemplazar a Pinares en la zona de volantes de la UC.

Los antecedentes respaldan plenamente su incorporación, por desempeño individual (fue uno de los mejores mediocampistas de la temporada anterior) y también por el contexto táctico del que proviene en La Calera. Leiva actuó permanentemente como volante mixto en el cuadro cementero, respaldado por un '6' y acompañado en la misma altura por el otro hombre de 'ida y vuelta' del sector. Lo que variaba era la defensa, con línea de 3 ó 4, y a veces la delantera con la presencia de un doble '9' o los clásicos tres atacantes.

Al nuevo fichaje del tricampeón lo unen varios aspectos tácticos con Pinares, por lo que su labor podría verse facilitada en su nuevo destino. Es un hombre de juego asociado, con uso exponencial de su alta capacidad técnica. Su accionar puede acontecer a 2 ó 3 toques, pero también en el uno contra uno con dominio de la pelota es influyente, y entiende que la circulación del balón debe fluir por sus pies. No exhibe, eso sí, la capacidad goleadora de su antecesor en el puesto, pero indudablemente será una los agregados a sumar en el contenido de juego que deberá mostrar en la UC.