COLO COLO

La lista negra de Colo Colo: ¿dónde jugarán los que se fueron del club?

Diez jugadores terminaron contrato tras el partido por la permanencia, y el club anunció sus salidas un día más tarde. La mayoría tiene nuevo club.

La lista negra de Colo Colo: ¿dónde jugarán los que se fueron del club?

Los cortados de Colo Colo ya tienen nuevos destinos. Tras por el partido por la permanencia, Blanco y Negro anunció la salida de diez futbolistas que terminaban contrato. El directorio había decidido rejuvenecer el plantel, y la mayoría estaba fuera de los márgenes de edad. Entre ellos, algunos referentes como Esteban Paredes, Jorge Valdivia y Matías Fernández.

El goleador histórico del fútbol chileno tenía ofertas para jugar en La Calera y Palestino. Sin embargo, ante el llamado de Héctor Tapia, el atacante optó por ir a Coquimbo Unido: “Me motivó esta ciudad. Es un equipo histórico y queremos subir a Primera División”, dijo Paredes, quien llegó acompañado por Carlos Carmona, otro que había finalizado su vínculo en el Monumental.

El ‘Mago’ también tenía chances de fichar en el elenco que dirige Tapia. La propuesta económica era una de las mejores que tenía en su poder. Sin embargo, él quería seguir en Primera División: falló una negociación con Unión Española y finalmente optó por La Calera, club que logró el segundo lugar en la competencia pasada.

Fernández también seguirá en la máxima categoría. El ‘14’ recibió un llamado de Miguel Ponce y partió a La Serena. Allí será compañero de Humberto Suazo. “Bienvenido al más grande de la Región y gracias por confiar en nuestro proyecto. ¡Vamos por todo crack!", le escribió el club.

La poda también sumó a Juan Manuel Insaurralde y Miguel Pinto, quienes partieron a Independiente (Avellaneda) y Unión Española, respectivamente. Branco Provoste, formado en el Monumental, partió a Ñublense, elenco que acaba de ascender.

Uno de los últimos en cerrar acuerdo fue Julio Barroso, quien llegó a Everton: “Es valorable saber que esta institución es seria”, señaló el ‘Almirante’. Los casos de Pablo Mouche y Darío Melo son la excepción. Ambos futbolistas, por ahora, están sin club.