COLO COLO

El trasfondo en la cancha del día de furia de Quinteros

El DT explotó y se eximió de responsabilidad en el destino del equipo por la falta de refuerzos. ¿Cuáles son los razones tácticas de su enojo?

Siempre bien ponderado y prudente en sus declaraciones, tanto ahora en Colo Colo como en su paso por Universidad Católica, este jueves Gustavo Quinteros sorprendió con dichos que no estaban en los cálculos de nadie. El DT de los albos se quejó duramente por la falta de los dos refuerzos que considera clave con miras a la temporada en el Cacique: un central y un centrodelantero.

"Cuando acepté y vine, el objetivo era salir del descenso, lo logramos y me hice responsable. Hoy, para hacerme cargo de los resultados, tenemos que sumar jugadores. Vamos a tener que jugar con chicos jóvenes en defensa, los vamos a apoyar para que puedan rendir, pero no es lo ideal", manifestó Quinteros antes de recibir en el Monumental a La Calera, por la primera fecha del Campeonato 2021.

Problema grave

Si el argentino-boliviano estaba inquieto por la falta de novedades respecto de la llegada de un nuevo central tras el adiós de Julio Barroso y Juan Insaurralde, el asunto se tornó más complejo con el castigo de 4 fechas que recibió Maximiliano Falcón por su expulsión en la Supercopa ante la UC. De golpe, se quedó sin el único especialista en el eje de la defensa, ya que Felipe Campos ha actuado de zaguero, dejando por el momento su puesto habitual de lateral derecho. Y Jeyson Rojas, central nato, solo ha actuado en el costado de la defensa.

Contrariamente, a lo que se pueda estimar la dificultad tampoco se corrige con la completa recuperación de Matías Zaldivia y de ahí la insistencia de Quinteros por sumar un nuevo central. El argentino, quien superó una ruptura de ligamento cruzado, es un zaguero 'rompedor', de ir a buscar al '9' rival y adelantar el equipo, en la misma cuerda de Falcón. Dos hombres de esa naturaleza en el eje de la defensa, es altamente riesgoso, por el peligro de 'regalar' continuamente las espaldas en los ataques del rival.

Por eso, el DT insistió lo que más pudo en echar a atrás la salida de Barroso, el tipo perfecto para calzar como complemento de Falcón o Zaldivia. El juego del actual hombre de Everton encaja en el perfil del 'zaguero sobrante' que respalda, con manejo justo del tiempo y la distancia, las embestidas de su acompañante en la última línea. Quien llegue deberá ser una especie de 'Barroso 2', lo que no parece fácil, y de ahí el motivo del enojo de Quinteros.

Otro '9'

En la línea ofensiva, el panorama aparenta estar algo menos complicado. Por ahora, el centrodelantero titular de Quinteros es Iván Morales, quien por fin tendrá la chance de ser el '9' del Cacique, algo que anhelaba y por lo que reclamó en el pasado, cuando debió acomodarse a actuar como extremo o puntero. La opción de recambio es Javier Parraguez, con correcto cierre del 2020, anotando goles en momentos clave para evitar el descenso de los albos.

De Nicolás Blandi mejor no hablar, pues aparenta no estar en los planes del DT. Si así no fuera por último, el argentino pasaría a ser la tercera opción para el puesto y, en caso de la llegada de otro ariete, la cuarta alternativa. Lo concreto es que hoy los '9' de Quinteros son Morales y Parraguez, tipos impredescibles y sin una continuidad marcada de juego. Por eso entonces el mensaje público del DT por apurar la incorporación que falta en el ataque.

Ambos centrodelanteros comparten el puesto, pero son de rasgos tácticos distintos. Morales es un '9' con movilidad, que ataca los espacios y se impone por velocidad y arrastre de las marcas. Parraguez conserva la posición, recibe más de espalda y funciona con devoluciones frontales y desviaciones hacia los apoyos que van por el costado. Lo más seguro es que Quinteros tenga en mente este perfil del ariete, pensando en el hombre que llegara. Es el tipo que falta en ofensiva tras el adiós de Esteban Paredes.