Lo que le faltaba a Colo Colo

Este sábado, Colo Colo superó por 2-1 a Cobresal en El Salvador y otra vez, al igual que en la derrota con Universidad Católica en la Supercopa y el empate con La Calera en el arranque del torneo, la figura alba fue Leonardo Gil.

En tres partidos oficiales, el volante argentino-chileno de 29 años demostró que será un real aporte en el "Cacique". Dudas no había muchas, en todo caso, porque si algo necesitaba el equipo de Gustavo Quinteros era un volante mixto, puesto que estaba vacante tras el bajón de Jaime Valdés y su posterior salida del club.

En la temporada 2020, desfilaron por ese puesto Gabriel Suazo, Branco Provoste y William Alarcón. Con ellos, con todo respeto, la micro no iba para ningún lado. A los tres les falta bastante fútbol (y en algunos casos también actitud) para ser el motor del equipo más ganador de Chile.

Por los pies de Gil está pasando todo el fútbol de Colo Colo, tanto defensiva como ofensivamente. El ex Rosario Central recorre todos los sectores del campo, se recoge, pide la pelota y remata de media distancia. De hecho, en su debut ya marcó un golazo ante la UC. En El Cobre de El Salvador, cancha complicada por su altitud, el "Colo" corrió los 90 minutos como si nada.

La llegada del mediocampista a Chile también tiene otra motivación: poder jugar por la Roja. Gil se ha cansado de decir que quiere jugar por la Selección, pero jamás ha tenido una chance. En 2019 apuró sus papeles cuando Reinaldo Rueda confesó que lo estaba siguiendo, pero el colombiano curiosamente jamás lo citó. Hoy, jugando en la liga local, puede que Martín Lasarte le dé una chance, por último en algún microciclo, siempre y cuando siga sosteniendo este mismo nivel.

Gustavo Quinteros se ha cansado de pedir un defensor central y un "9" más para su plantel. Y tiene razón, con lo que tiene por ahora lo más probable es que no le alcance para pelear el titulo. Con lo que sí debe estar conforme el DT argentino-boliviano es con el volante mixto que le llegó. ¡Tremendo acierto de Blanco y Negro! Hay hinchas albos que todavía se preguntan cómo lograron algo así los dirigentes...