ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ENTREVISTA AS

Volvió a casa y hoy es figura en el inicio del 2022: “Algo me estaba faltando”

Fabián Hormazábal se ganó un lugar en O’Higgins, consolidándose en un rol insospechado en la cancha: “He ido aprendiendo cosas nuevas”.

Actualizado a
Volvió a casa y hoy es figura en el inicio del 2022: “Algo me estaba faltando”

Fabián Hormazábal ha sido uno de los buenos valores de O’Higgins durante la etapa inicial del Campeonato 2022. Reconvertido a lateral derecho, el otrora puntero ya suma un gol y exhibe un interesante protagonismo en el juego que despliega el conjunto del nuevo DT Mariano Soso. El canterano debió buscar distintos destinos fuera de Rancagua para aproximarse a la madurez futbolística y los pasos por Curicó y La Serena fueron cruciales para su actual momento de forma. De esto y otras cosas, el jugador celeste dialogó con AS en exclusiva.

“Estoy muy contento, no conforme, porque uno como jugador busca un poco más. Sí, contento por mi presente y espero seguir un poco más, y seguir creciendo como jugador. Ha sido importante la llegada del nuevo entrenador (Soso), cada día entrega nuevos conceptos tácticos, técnicos, para que uno pueda desenvolverse mejor en el campo de juego. Mi nueva posición es algo que bien del año pasado. Al comienzo me costó un poco, pero he ido aprendiendo cosas nuevas, cada cosa que me enseñaban. No soy un experto en la posición, pero ya me siento más cómodo. Sé varias cosas que antes no dominaba”, sostuvo Hormazábal.

- ¿Fue un tema de conversación en la llegada de Soso al club o derechamente lo ubicó de lateral y punto?
- No, directamente me puso de lateral no más. Con quien más conversé el tema fue con el profe Miguel Ramírez, a él le expliqué que venía con menos experiencia en la posición. Entonces, le conversé el tema y él con su ayudante Cristian Reynero me fueron explicando cosas. Este año ya estaba con un poco más de experiencia en la posición, el profe (Soso) lo sabía y me puso directamente ahí.

- ¿Qué impresión se ha formado respecto de la labor de Soso? Ha llamado la atención la forma de juego de O’Higgins y como él se maneja en la banca.
- Es una persona que es muy apasionada por lo que hace. La verdad es que contagia con su pasión y con sus ganas. Creo que a cada uno le está inculcando más cosas en su juego, está sacando la mejor de cada uno. Eso es bueno para nosotros, los futbolistas, y creo que para él también como técnico.

- ¿Cómo llegó a la etapa actual? Ha sido buena figura y parece consolidarse en el club donde se formó.
- Por ahí, me tocó dar la vuelta larga. Fui a Curicó, después me tocó partir a La Serena donde lo pasé muy bien, creo. Allí, me reencanté de nuevo con el fútbol, no me había ido bien acá y en La Serena me fue bien. Volví con esas ganas de seguir por esa senda y por fin me estoy consolidando en el club que me dio las herramientas, del que soy canterano. Estoy contento, es el objetivo desde que era juvenil, poder estar acá consolidándome en el primer equipo. Fue un sueño que uno siempre quiere cumplir.

Ampliar
DRAGOMIR YANKOVIC/PHOTOSPORT

- Dice que se reencantó con el fútbol, ¿fue compleja la etapa en que no tuvo continuidad? ¿Evaluó la posibilidad de no seguir en esto?
- No, no, siempre estuvo en mi cabeza seguir y pelearla. Nunca se me pasó por la cabeza dejar el fútbol, siempre me han enseñado a buscarme las cosas, a pelear por ellas. Entonces, si me tocaba salir era porque algo me estaba faltando y tenía que ir a buscarlo a otra parte. Ahora, me consideran y yo también consideró que tengo muchas armas para poder estar jugando acá.

- ¿Qué sentía que le faltaba? ¿O era también un asunto de más chances de poder jugar con regularidad?
- Creo que me faltaba más experiencia no más. Como dijiste tú, tal vez jugar un poco más. Lograr esas cosas que solo te dan los partidos de Primera División o el roce del fútbol profesional. Creo que eso era lo que faltaba para estar acá jugando.

- ¿Qué fue clave en el desarrollo que alcanzó en La Serena?
- Mi ida para allá se dio por el profe Luis Marcoleta, que me conoció cuando me dirigió en Curicó. Por lo menos en esa parte ya tenía cierta confianza con el cuerpo técnico y después el apoyo que se dio con los compañeros, fue porque el profe siempre armaba buenos grupos. Entonces, todo se me hacía más fácil para mí, que fui con 21-22 años. Me recibieron muy bien y después tuve la suerte de empezar a hacer muy buenos partidos. El cariño de la gente empezó a subir partido tras partido y, como jugador, uno lo valora bastante. Uno trata de retribuírselo a la gente dándolo todo en la cancha.

- ¿Pensó en un instante en quedarse en La Serena y no volver a O’Higgins?
- O sea, yo quería quedarme allá, en La Serena. Y porque tenía contrato acá en O’Higgins me tuve que venir. Fui a préstamo dos años a La Serena y, cuando los dirigentes vieron que podía jugar acá, tuve que volver.

Ampliar

- ¿Está conforme con el retorno? Al menos, el protagonismo que tenía en La Serena lo está repitiendo en la actualidad.
- Sí, pero al principio me costó mucho, porque había un técnico que más defensivo y mis características son ofensivas. No tuve muchos minutos y después llegó Miguel Ramírez, más de ir para adelante. Entonces, ahí me dio muchas oportunidades de jugar y mostrarme. Es un técnico más ofensivo, que le gusta ir para adelante y eso me conviene a mí.

- ¿Y qué rescata de su paso por Curicó? Fue su primera salida a préstamo.
- Salimos campeones del Ascenso y, por como se dice por ahí, hay que disfrutar el camino que lleva al objetivo. Entonces, tengo muy buenos recuerdos. Todavía tengo amistad con algunos ex compañeros y es un lindo recuerdo que llevo en mí. Hay también un cariño enorme por la gente y por el club.

- ¿Cuáles son sus expectativas ahora en este 2022?
- Pienso en ir día a día, paso a paso, e ir aprendiendo cada día más, buscando mi mejor versión todos los días. La idea es consolidarme en la posición, irme consolidando en el fútbol chileno, hacerme un nombre y ahí todo lo que venga va ser bienvenido. Obviamente que el tema de la Selección es uno de los objetivos que como jugador uno siempre tiene. Cualquier lo tiene, creo yo. Eso es fruto del trabajo día a día, si uno trabaja bien y lo hace bien siempre, si Dios quiere llega en su momento.

- ¿Le ha encontrado el ‘gusto’ a su nueva ubicación en la cancha?
- Sí, ya le encontré el gustito, antes no me gustaba porque no me gustaba marcar. Antes era de correr a los defensores o a los atacantes de ellos, pero desde atrás, nunca los recibía de frente. Primero, tuve que aprender a marcar y es algo que todavía me cuesta, pero lo trato de mejorar todos los días. Ya la agarré el gustito, me gusta venir desde un poco más atrás para poder hacer daño. Mis características son ofensivas, entonces siempre estoy buscando el momento para atacar al equipo rival y hacerlo de buena manera.

- Contaba que en La Serena se sintió reconocido por los hinchas. ¿Cómo es su relación hoy con la gente de O’Higgins?
- Ahora últimamente he tenido mejor conexión con la gente, pero como dije me costó, tuve que dar la vuelta larga y me costó ganarme el cariño de la gente. Creo que, poco a poco, tengo que ir demostrando en la cancha para que sea mayor el cariño. Como equipo nos miramos las caras y vemos la calidad de jugadores que tenemos y queremos estar en los primeros lugares con este equipo. Si es posible clasificar a una copa y estar arriba peleando el campeonato hasta la última fecha.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?