ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

CHILENOS POR EL MUNDO

“Yo quería dirigir a la generación dorada de la Roja... el rendimiento hubiese sido mejor”

En conversación con ESPN, Marco Antonio Figueroa reflexionó sobre el fútbol chileno: “Si un técnico no tiene la escuela de Bielsa, no es considerado bueno”.

Actualizado a
“Yo quería dirigir a la generación dorada de la Roja... el rendimiento hubiese sido mejor”

Marco Antonio Figueroa reapareció. Ahora como DT de la Selección de Nicaragua, ‘Fantasma’ analizó el presente del fútbol chileno: “Me duele el rechazo que tienen los dirigentes chilenos al técnico nacional”, adelantó.

En diálogo con ESPN, Figueroa explicó sus diferencias con una visión que, a su juicio, predomina en Chile: “Los colistas del fútbol chileno tienen técnicos extranjeros y los que están arriba son todos nacionales. Me cuesta entender cómo piensan allá”, aseguró.

“Hemos tenidos malos momentos, pero en la U me fue bastante bien con lo que tenía. Con Católica peleé un torneo que me ganó Colo Colo en un estadio que no era nuestro. A O’Higgins lo salvé dos veces del descenso y estuve a un gol de clasificar a la Copa Sudamericana. Tengo méritos para otras cosas y no solo salvar a equipos”, complementó.

En esa última línea, ‘Fantasma’ Figueroa reveló un sueño que no pudo cumplir: “Me hubiese gustado dirigir a la generación dorada porque creo que el rendimiento hubiese sido mejor del que tuvieron. Si quieres ganar una carrera, tienes que tener un buen caballo. No puedes ganar una carrera en un burro y Chile falló en la elección de los últimos ocho años”.

“Cualquier técnico que llega (al fútbol chileno) y si no tiene escuela de (Marcelo) Bielsa, no es considerado bueno. Si le grababa los partidos a Bielsa, ya estás dirigiendo. Si te agachas y te pones en cuclillas, ya eres alumno de Bielsa y te va a ir bien. En Chile no se ve la forma de jugar, resultados y planteles”, complementó.

El entrenador de Nicaragua, además, dejó una reflexión sobre su relación con el país: “Me cansó ir a Chile y no tener la repercusión que no tenía en otros lados. Nadie es profeta en su tierra”.