Temas del día Más temas
Estás leyendo

Los casos de los futbolistas que se negaron a entrar a la cancha

FÚTBOL CHILENO

Los casos de los futbolistas que se negaron a entrar a la cancha

Los casos de los futbolistas que se negaron a entrar a la cancha

PAUL PLAZA/PHOTOSPORT

Rivero hizo noticia en Colo Colo ante O'Higgins, porque "no tenía cabeza para disputar este partido", según Guede. Hay también otros hechos similares a nivel nacional.

Colo Colo derrotó por 3-1 a O'Higgins, pero no todo fue tranquilidad en Rancagua. El caso del delantero Octavio Rivero generó ruido en los albos. Según Pablo Guede, el uruguayo "me dijo que no tenía la cabeza para disputar el partido" y no participó en el encuentro, tras el rechazo en el club de su partida a Belgrano de Argentina.

Lo acontecido por Rivero puso en el tapete situaciones similares vividas en el fútbol chileno. La retrospectiva breve lleva al hecho protagonizado por Marco Medel, cuando defendía la camiseta de Santiago Wanderers, en mayo de 2015.

Lío en el Monumental

En la recta final del duelo contra Colo Colo en el Estadio Monumental, el técnico Emiliano Astorga dispuso el ingreso del zurdo en elenco porteño. Sin embargo, el volante rehusó tomar parte en el compromiso.

Astorga dijo entonces que "siempre tuvimos la idea de que si (Medel) estaba citado jugara 10 a 12 minutos, pero no quiso jugar. Yo necesito jugadores ciento por ciento comprometidos. Tendré que ver las medidas a tomar".

Concluido ese Torneo de Clausura, el volante dejó Wanderers y se fue a Universidad Católica. "Tenía miedo de que me pasara algo. Además, no estábamos jugando algo relevante", retrucó el zurdo, quien se reponía de una lesión en el tendón de Aquiles.

El no de David Pizarro

"Lamentablemente terminamos mal. Me voy triste, porque quizás sea la última eliminatoria que haya jugado. Quería estar en un Mundial, pero ya está. No pudo ser y doy un paso al costado", afirmó David Pizarro en 2005, tras un partido de la Roja.

En la oportunidad, el volante inició un largo ciclo negándose a jugar por la Selección. Solo concluyó en mayo de 2013 con miras a las Eliminatorias para Brasil 2014. "Espero volver, soy sincero. Soy una persona muy autocrítica y creo que todavía puedo ayudar", manifestó antes de ser convocado por Jorge Sampaoli.

Líos con contratos

En forma explícita no se negaron a jugar, pero su rechazo a firmar su primer contrato o directamente suscribir un nuevo vínculo terminó borrándolos de la cancha. Varios son los casos de futbolistas que terminaron sin jugar por este motivo.

La situación más recordad es la de Lucas Domínguez en Audax Italiano. El zaguero rehusó renovar en el cuadro itálico y dejó de tener presencias en el equipo. "Fue una sanción que la dirigencia tomó conmigo", dijo en 2013 al ser presentado en Colo Colo, tras quedar libertad de acción.

En Universidad de Chile ocurrió algo similar. Los entonces juveniles Christian Bravo y Válber Huerta optaron por no firmar el primer contrato para quedar con el pase en su poder. Por lo mismo, no tuvieron participación en el primer equipo y, finalmente, ambos terminaron fichando en el Granada de España.

Algo similar pasó con Bryan Rabello. En 2012, con 18 años y tras una titularidad inicial en Colo Colo, fichó por el Sevilla, declinando firmar el primer contrato en el Cacique.

"La dirigencia no me tomó mucho en cuenta y, cuando me acerqué a renovar, no me tomaron atención", explicó entonces el actual volante de Pumas de México.

0 Comentarios

Normas Mostrar