Las figuras de la B que podrían dar el gran salto a Primera

FÚTBOL CHILENO

Las figuras de la B que podrían dar el gran salto a Primera

Brillaron en sus equipos durante el Transición y mostraron que están en plenas condiciones para actuar en la serie de honor. ¿Quiénes son?

La actividad competitiva de los equipos de la Primera B aún no cesa, puesto que La Calera, campeón del Torneo Transición, disputa contra Santiago Wanderers la opción del ascenso al fútbol de honor en la promoción. Al margen de esto, el certamen de la segunda categoría nacional dejó importante figuras que, en la cancha, demostraron estar en plenas condiciones de actuar en Primera División.

Sebastián Abreu (Puerto Montt)

A los 40 años, el uruguayo recaló en Puerto Montt con altos visos de apuesta más mediática que futbolística. No obstante, el experimentado goleador mostró plena vigencia. Fue uno de los máximos artilleros del Transición (11 tantos) y su presencia en el eje del ataque resultó clave para que los albiverdes concluyeran el campeonato lejos del peligro del descenso. Abreu suena como posible refuerzo de Temuco o de Universidad de Concepción.

Lucas Simón (Cobreloa)

Cobreloa trajo de vuelta al argentino desde Municipal de Perú. Había emigrado, luego de un lustro en distintos cuadros nacionales. Tenía un nombre importante para llegar a Calama y ayudar a los loínos en su intento fallido de retornar a Primera División. Simón compartió con Abreu el podio de goleador del Transición, con 11 tantos, y destacó regularmente en el ataque del elenco dirigido por José Sulantay. Mantiene el mismo poder ofensivo de antes, lo que lo faculta para un posible regreso al fútbol grande.

Rafael Viotti (La Calera)

Lideró a La Calera en la extraordinaria campaña en el Transición, que les permitió a los cementeros salvarse del descenso y obtener el título en el torneo. Delantero movedizo, hábil y encarador, Viotti complicó siempre a sus rivales y, en oportunidades, por su accionar le simplificó los partidos en busca del triunfo a la escuadra dirigida por Víctor Rivero. Dejó en claro que perfectamente puede jugar en Primera División.

Matías Campos López (San Marcos) 

El atacante de San Marcos fue escolta de los goleadores del Ascenso. Tuvo una buena campaña en el Transición, sumando varias actuaciones destacadas además de sus conversiones. Campos López ha deambulado por varios equipos en el categoría y, en las oportunidades de jugar en Primera en Audax Italiano y Temuco, no le fue bien. Sin embargo, ahora más maduro y con su capacidad de gol más desarrollada exhibe atributos que no desentonarían en el fútbol grande.   

Richard Barroilhet (Barnechea)

Fue el hombre más destacado en la buena campaña de Barnechea en el Transición. Barroilhet, hijo de chileno, nacido en Inglaterra y formado en Francia, se alzó como un piloto de ataque fuerte, movedizo, de buen juego aéreo y disciplinado tácticamente. En su primer semestre en el fútbol chileno logró credenciales para volver a O'Higgins, club con el que tiene contrato vigente, y disputar un cupo entre los delanteros del plantel rancagüino.  

Paulo Rosales (La Calera)

Después de jugar en La Calera y Santiago Wanderers, Rosales emigró a su natal Argentina. Desde allá lo rescató el DT de los cementeros Víctor Rivero para involucrarlo en el proyecto para el Transición del elenco calerano. Y respondió plenamente en su posición de '10': fue el generador de juego del equipo y, con criterio y lucidez, se convirtió en el conductor de la oncena. Rosales fue un jugador de Primera actuando circunstancialmente en el Ascenso.

0 Comentarios

Normas Mostrar