FÚTBOL CHILENO

Los sólidos datos que ratifican el alza en ataque de Colo Colo

El Cacique volvió a anotar 4 goles por segunda vez en el torneo y fue producto de una gran mejoría en variables ofensivas clave justo antes del Superclásico.

Los sólidos datos que ratifican el alza en ataque de Colo Colo
JAVIER TORRES/PHOTOSPORT

En La Florida, Colo Colo disputó su mejor partido desde la llegada de Mario Salas a la dirección técnica. Los albos fueron un equipo compacto y con expresiva funcionalidad en todas las líneas. Un bloque macizo que se movió fluidamente a lo largo y ancho de la cancha. El triunfo por 4-2 fue un corolario de todo esto.  

La percepción visual fue que el Cacique mejoró ampliamente en la función ofensiva. Antes, el cuadro conducido por Salas tenía el balón, pero la posesión resultaba inocua, sin generar llegadas. En La Florida esto cambió y Colo Colo presentó un ataque poderoso, con Marcos Bolados y Pablo Mouche en buen nivel, lo que es ratificado con rotundidad por los datos que dejó el partido.

Los albos remataron en 19 oportunidades. La cifra supera con creces a la media de 13,3 tiros que exhibían en el Campeonato Nacional hasta antes del encuentro en el Bicentenario de La Florida. Se trata, sin duda, de un avance importante en el volumen de ataque del cuadro colocolino.

Cosa que también sucedió en el ítem de remates directos a la portería. Contra Audax Italiano, el promedio de 5 disparos hasta la fecha 21 subió en Colo Colo a 9 remates al arco, trasluciendo otro progreso en el ataque del ataque.     

En la variable de tiros necesarios para anotar un gol, el Cacique también progresó. Previamente, los dirigidos por Salas solamente convertían después de 10 disparos hacia la portería rival. El domingo lo hicieron tras 4,8 remates. Un incremento significativo de la eficacia.

Lo anterior incidió claramente en la efectividad del equipo popular. De 10 por ciento en las 21 fechas ya disputadas, la cifra ascendió a 21 por ciento en La Florida. Colo Colo llegó regularmente y anotó con frecuencia, por lo que esta nueva fisonomía ofensiva puede ser un antecendente clave con vistas al Superclásico del domingo.