CHILENOS POR EL MUNDO

El inesperado papel que Conte le asignó a Sánchez en el Inter

El DT ubicó al tocopillano en un puesto inédito y la variante fue clave para vencer ante Parma. ¿Es una opción para su titularidad junto a Lukaku y Lautaro Martínez?

Un poco más de 20 minutos alcanzó a jugar Alexis Sánchez en la última victoria de Inter de Milán por la Serie A. El chileno ingresó ante Parma, cuando los lombardos caían por 1-0 y cumplían un pálida presentación, pero la remontada visitante coincidió con la presencia del atacante nacional en la cancha, venciendo finalmente por 2-1.

Lo llamativo de la inclusión de Sánchez por parte del DT Antonio Conte, quien observó el duelo desde las tribunas a raíz de una sanción disciplinaria, fue la posición en la que actuó desde que pisó el terreno de juego. El tocopillano sustituyó a Cristian Eriksen y se desempeñó como volante ofensivo, ubicado detrás de la dupla de ataque conformada por Romelu Lukaku y Lautaro Martínez. 

Brillante como '10'

Alexis cumplió una buena presentación y su nivel de juego lo destacó por unanimidad toda la prensa italiana. Fue un apoyo de avance de juego constante cuando el balón provenía desde atrás en Inter, estuvo lúcido para destrabar el ataque por el centro con pases de apertura precisos hacia los carrileros y, con tiempo y espacio, intentó avances peligrosos mediante cambios de ritmo en conducción por el eje de la ofensiva.

Su desempeño en plena armonía con las exigencias de la posición, en todo caso, no hizo disminuir la sorpresa causada por Conte tras hacer ingresar al chileno como '10'. La premonición en el momento de la sustitución fue que Sánchez se ubicaría en la misma línea que Martínez y Lukaku, situado hacia la izquierda, conformando un tridente en disposición horizontal en la cancha, con el argentino por la derecha y el ariete belga de '9'. 

Pero Conte (criticado ahora último en Italia por su rigidez para no variar el sistema de juego 1-3-5-2) no tocó el esquema. Los cambios fueron solo de hombres en los puestos vigentes y la idea de observar una línea de tres atacantes (como en el Chelsea campéon del DT italiano en 2017 en la Premier League con Pedro, Diego Costa y Hazard) duró hasta que Alexis se ubicó detrás de la dupla ofensiva.

Repertorio de sobra

De todas maneras, el DT de Inter dio plenamente en el clavo con la nueva funcionalidad que le entregó al chileno. Pudo ser una sopresa en el momento, verlo actuar como abastecedor de juego de los dos arietes y de las carrileros en cada una de sus subidas, pero el hombre de la Roja posee atributos para cumplir a cabalidad con ese rol táctico.

El rasgo sobresaliente es su movilidad. El tocopillano no se entrega fácilmente en la marca, pues necesita estar en contacto permanente con el balón y se moviliza para recibirlo. Además en la mayoría de las ocasiones sus recepciones son seguras, quedando con la pelota en pleno control, aunque la marca en su espalda sea atosigante. Para los avances colectivos en la cancha, esto último es de vital importancia y Sánchez lo entrega con regularidad.

A esto se agrega su enorme facilidad para girar hacia cualquiera de los dos perfiles. La acción táctico-técnica le permite liberarse de la marca del volante central adversario e ir directo a encarar a los centrales. Esto último puede lograr importantes repercusiones en las faenas de Lukaku y Martínez: en su avance con balón dominado, el chileno atrae a los zagueros y los arietes pueden contar con tiempo y espacio para recibir en posición de finiquito.

La última característica sobresaliente para actuar de '10' de Alexis tiene que ver con su intención permanente de gol. El tocopillano es un extremo o puntero nato con capacidad de anotación, a parte de la función esencial del puesto: desnivelar por las orillas y asistir a los que acompañan por el centro. Entonces, puede ser un volante ofensivo que pise regularmente el área oponente para marcar presencia ofensiva, lo que unido a su buen disparo desde el perímetro del área, lo proyecta como una interesante alternativa en el equipo de Conte.