JUEGOS PANAMERICANOS

El ambicioso proyecto para cambiarle la cara al Estadio Nacional

Serán 64 hectáreas con amplias instalaciones deportivas para albergar a la mayoría de las disciplinas de los próximos Panamericanos.

El ambicioso proyecto para cambiarle la cara al Estadio Nacional

En medio de los graves efectos de la pandemia del coronavirus, una buena noticia al menos alegra a los seguidores de los deportes en el país con miras a los Juegos Panamericanos 2023. Se abrió la licitación de la segunda etapa de construcción en el Estadio Nacional del complejo que albergará el certamen deportivo continental.

La nueva obra significará todo una reformulación del recinto en la comuna de Ñuñoa. En rigor, el Estadio Nacional cambiará completamente su cara en vista de su situación actual, quedando con una infraestructura de primer nivel en el concierto americano.

El inicio del proceso de licitación fue destacado por la Ministra del Deporte, Cecilia Pérez: "El proceso de licitación se hace en los plazos pronosticados, y pese a todo, Santiago 2023 sigue en marcha. Estas obras, además, ayudarán a la generación de empleo y al movimiento de la economía, algo que será fundamental en estos momentos críticos".

“Es una satisfacción enorme ver cómo van avanzando los procesos a pesar de la situación que vivimos como país. El recinto del Estadio Nacional es el centro de la historia deportiva de Chile y uno de los escenarios más importantes que escribirá un nuevo capítulo", complementó Felipe de Pablo, director ejecutivo de Santiago 2023.

El Parque Deportivo Estadio Nacional concentrará la mayoría de las disciplinas de los Panamericanos 2023 y su construcción debería estar finalizada en diciembre de 2022. Las principales obras por edificar son las canchas de hockey-césped, el centro de deporte paralímpico, el de contacto y el Arena Estadio Nacional (ex velódromo).

El postergado estadio de hockey-césped, que contempla dos canchas, debería estar construido en octubre de 2021 y demandará una inversión estatal de cerca de 6 mil milllones de pesos. Mientras que el sector donde hoy se encuentra el Diamante de béisbol será reemplazado por 10 hectáreas de áreas verdes.

El plan es que el nuevo parque posea sustentabilidad ambiental con nueva vegetación y optimización del riego, con una red de circulación peatonal y de ciclovías que unirán el complejo deportivo, de 64 hectáreas. La adjudicación de la construcción de esta segunda etapa se conocerá en octubre.