CAMPEONATO NACIONAL

Delantero distribuitivo, el nuevo perfil de Suazo en 2021

El ariete aún no convierte en la temporada, pero su labor ha resultado clave en la ofensiva de La Serena, exhibiendo una desconocida e interesante faceta.

Delantero distribuitivo, el nuevo perfil de Suazo en 2021
ANDRES PINA/PHOTOSPORT

La Serena sorprende con un valorable inicio de temporada en 2021. Los granates escoltan al líder Audax Italiano, con 12 puntos, y uno de sus hombres destacados ha sido, indudablemente, Humberto 'Chupete' Suazo. Tras retornar al fútbol de Primera División después de un lustro, el delantero vive un muy buen momento.

El ariete, de 40 años, no anota todavía en el Campeonato Nacional, pero su aporte hoy es distinto en el cuadro dirigido por Miguel Ponce. El ex goleador de la Roja evolucionó hacia el perfil de un delantero distribuitivo, con un rol más determinante y crucial en la construcción de juego y no tanto en el finiquito. Las cifras y la imagen que deja en la cancha confirman el llamativo cambio de Suazo.

Número uno

La nueva incidencia del atacante, en el funcionamiento colectivo de La Serena, queda de manifiesto en un dato categórico y contundente. Actualmente, Suazo es el mayor asistidor del 2021. Encabeza el listado de habilitaciones, que concluyen en gol, con 4 entregas. Sus escoltas son Nicolás Guerra (3), de Ñublense, y cerca de una decena de jugadores que suman dos habilitaciones.

En 2021, el atacante posee un promedio de 0,57 asistencias por partido, en circunstancias que durante la temporada anterior esta cifra llegó a 0,12. El incremento resulta evidente, puesto que hoy su participación en todas las asistencias de La Serena asciende al 50% y en 2020 llegó a un 12%. Además, actualmente Suazo concreta una pase-gol cada 158 minutos, mientras que en 2020 esto ocurría en lapsos de 699 minutos.

El perfil más social en el juego del serenense se refleja también en la disminución estadística en dos dimensiones estrechamente vinculadas con la producción en ataque de un centrodelantero. Se trata de las variables tiros y tiros a portería.

Durante el 2020, la media de Suazo, cada 90 minutos, fue de 4,36 remates y de 1,78 al arco rival. Hoy, la primera dimensión bajó a 2,6 tiros, mientras que la segunda llega a 1. El ariete trasciende menos en el eje de la ofensiva, pero su aporte se ha volcado evidentemente a la elaboración de situaciones de ataque.  

De '9' a '10 de facto'

Uno de los rasgos dominantes de Suazo, al margen de su poder goleador, ha sido también su capacidad técnica. Su relación con el balón está por sobre la media de quienes actúan en el puesto de centrodelantero, principalmente en contextos de resolución ante el arquero, asociaciones para ingresar al área penal y driblings buscando superar oponentes, incluso en espacios reducidos. 

Por lo tanto, el ariete de La Serena es un '9' que perfectamente puede jugar de '10'. Esto sin duda ha facilitado la labor de gestor de juego que cumple en la actualidad. Pero le ha agregado un ingrediente táctico de nueva data: una dosis relevante de movilidad descendente y de apertura hacia los costados que, por pasajes, lo convierte en indetectable para los defensas.

Entonces, con tiempo, espacio y de frente al arco rival, se conecta con los volantes o los mismos delanteros que ingresan al área en busca de generar peligro. Impacta correctamente el balón, con dirección y potencia adecuadas, para habilitar finalmente al destinatario de la combinación. Así, por ejemplo, dejó solo a Matías Fernández para que el volante anotara su primer gol por La Serena en la victoria ante Everton, en el Sausalito.