PRIMERA B

Lanaro, goleador de Valdivia: "Queremos lograr el ascenso"

Lanaro, goleador de Valdivia: "Queremos lograr el ascenso"

FELIPE ZANCA/PHOTOSPORT

El ariete es hermano de Germán, zaguero de la UC, y con 8 tantos ha sido clave en la buena campaña de los sureños. "Hoy vamos por todo", dice Gustavo.

A diferencia de su hermano gemelo Germán, quien hoy es puntal en la zaga de Universidad Católica y antes fue buena figura en Palestino, Gustavo Lanaro ha desarrollado todo su paso por Chile en Primera B. El ariete argentino estuvo en San Felipe y Coquimbo y hoy es el goleador de Valdivia, cuadro que, bajo la conducción de Jorge Aravena, sorprende con una buena campaña, que lo ubica como escolta del puntero Coquimbo, junto a Cobresal. 

"Esta buena campaña al principio del torneo lo conversábamos, y era un sueño, pero hoy es una realidad. Cada vez que van pasando los partidos, nos sentimos más confiados en lo que podemos hacer y que podemos seguir peleando arriba", manifiesta Gustavo Lanaro a AS Chile.

"Somos un equipos que trata de tener la pelota, de jugar por abajo. También creo que no hay figuras importantes en el grupo y todos somos uno. Cada jugador que entra sabe lo que tiene qué hacer y lo hace bien. Cambiamos muchas veces el equipo y no se sintió. Cuando hubo que suplir a otros jugadores, el equipo lo hizo bien y eso habla bien del grupo", agrega el '9' valdiviano, de 32 años.

-¿Es factible jugar bien al fútbol en una cancha a veces en mal estado, debido a la lluvia incesante en la ciudad?
-Obviamente que es más difícil en una cancha así, pero es la idea que el profe Aravena nos inculca. Siempre nos dice que tratemos de jugar por abajo, que juguemos al fútbol. También nos da las herramientas para hacerlo, porque a veces es fácil decir ‘jueguen’, pero nunca te dicen cómo. El cuerpo técnico juega un papel importante en todo esto y ha convencido a los jugadores. Eso puede traer beneficios, aun siendo uno de los equipos con menos presupuesto.

-¿Las expectativas aumentan en la medida que el equipo no cede en la zona alta de la tabla?
-Mira, al principio la idea era entrar en la liguilla. Hoy todas las charlas son que queremos lograr el ascenso. Estamos capacitados, porque cada vez que nos hemos enfrentado a equipos que se armaron para pelear no estuvimos muy lejos del nivel de ellos. Les hicimos partidos de igual a igual, nos paramos en la cancha de cualquiera. Eso es importante para seguir peleando arriba. Nos tocarán partidos difíciles, porque el tramo final del torneo es difícil. Muchos pelean por la permanencia y otros por entrar en la liguilla por el ascenso.

-La percepción es que Valdivia está en una curva ascendente, ¿ustedes siento eso también?
-Creo que sí. Cuando hablábamos siempre decíamos que había que ir de menor a mayor y hoy vamos por todo. Tenemos todo para pelear por el torneo. No creo que haya equipos que nos pasaron por arriba.

-¿La satisfacción colectiva es también individual por su buena cuota de goles?
-Claro que sí. Para mí ha sido un año que comenzó tarde, porque tuve una lesión (rotura de carílago en la rodilla) que me dejó sin jugar los primeros partidos. Después volví de mejor manera y ahora yo hago los goles, pero todo el equipo ayuda, son por jugadas colectivas. Si no estoy yo, aparecen otros compañeros. Eso habla muy bien del equipo y genera que los rivales no solo se centren en un solo jugador.

-¿Los hinchas están entusiasmados? El año pasado solo se salvaron al final del descenso a Segunda División.
-Sí, se siente. Incluso están hasta sorprendidos por el nivel. Si nos fijamos en los nombres del plantel, estos no variaron mucho de lo que fue el torneo pasado. Llegaron cuatro refuerzos y estamos pelando por ascender. El año pasado nos salvamos en los últimos 35 minutos. A priori nadie esperaba esto, pero hoy están disfrutando con nosotros. Nos lo hacen saber en la calle y en las redes sociales. Es lindo sentir que están apoyando al equipo.

0 Comentarios

Normas Mostrar