TORNEO NACIONAL

Los problemas que llevaron a la Católica a perder el liderato

El elenco cruzado se enreda hoy en la irregularidad y ya no es el puntero, a raíz de una merma en la contundencia en ataque y cierta fragilidad defensiva.

Universidad Católica da la impresión de no ser mismo equipo que ganó todo en la recta inicial del torneo. En otro partido gris, los cruzados empataron 2-2 contra Iquique en el comienzo de la segunda rueda y el taspié, que le costó perder por primera vez el liderato, fue la extensión de un momento futbolístico a la baja, con cuatro igualdades seguidas y que partió en la fecha 13 con la paridad 1-1 ante Universidad de Chile.

Hoy, la escuadra que lidera el campeonato es Universidad de Concepción con 36 puntos, una unidad por sobre la UC (35). Frente a Iquique, los cruzados se vieron como un equipo con escasa generación de fútbol en la mitad de la cancha, lo que se reflejó en las pocas llegadas que registró, con jugadores en puestos inadecuados (Diego Valencia es un '9' evidente y actuó de puntero derecho) y más vulnerable en cada aproximación de los nortinos.

Merma en la contundencia ofensiva

En las primeras 12 fechas del torneo, antes que la UC ingresara al irregular momento que vive, el cuadro que dirige Beñat San José necesitaba solo 6 tiros para anotar un gol y esto significaba una efectividad ofensiva de 16,8 por ciento.

Durante las últimas cuatro jornadas en el campeonato, la cifra se modificó negativamente para los universitarios. En la actualidad, la UC requiere 12 disparos para celebrar, lo que redunda en una efectividad en el ataque de 8,3 por ciento, una cifra el doble menor que la que le permitió comandar el torneo.   

La baja en la eficacia frente al arco rival podría explicarse por una disminución en las llegadas o tiros hacia la portería oponente. Sin embargo, esto no ha ocurrido de forma significativa: antes los universitarios remataban un promedio de 9 tiros y ahora ese monto no se ha alterado. 

En forma clara hay una merma en el poder de definición. Probablemente, San José lo venía advirtiendo, por lo que solicitó la llegada de un centrodelantero, Sebastián 'Sacha' Sáez, al equipo, a pesar de tener dos '9' con experiencia en el plantel (David Llanos y Andrés Vilches).

Inseguridad en defensa

Los inconvenientes en el frente ofensivo también se trasladaron al funcionamiento de la última línea. Previamente a la racha negativa, los rivales del elenco cruzado necesitaban 20 tiros para convertir un tanto en el arco de Matías Dituro y ahora solo requieren 13.

Por lo tanto, hubo una disminución en la efectividad defensiva del equipo, ya que de 4,9 por ciento ascendió a 7,5. Queda claro que en los últimos cuatro encuentros resultó más factible meterle un gol a los universitarios, lo que unido a la baja en la contundencia ofensiva cierra el círculo negativo.

Y eso que en la racha favorable (primeros 12 partidos del equipo), en promedio a la UC le remataron al arco 12 dispararon y, en las últimas cuatro fechas, lo hicieron en 10 ocasiones. Es decir, recibió menos tiros, pero fue más factible convertirle y esto refleja también un problema de seguridad defensiva.

0 Comentarios

Normas Mostrar