TORNEO NACIONAL

Las 5 claves de La Calera para seguir en la lucha por el título

Rodrigo Naranjo

SEBASTIAN CISTERNAS/PHOTOSPORT

Sufrió las salidas de Arias y Fernández, pero igual sigue de cerca a la UC en la punta, con una idea de juego inalterable junto a otros aspectos vitales.

Se aproxima le recta final del Torneo Nacional y La Calera, contra todo pronóstico a raíz de las salidas de Brian Fernández y Gabriel Arias, no cesa en su lucha por mantenerse en los primeros lugares.

Los cementeros vencieron en los descuentos a Iquique, en el Estadio Sausalito, y el empate de Universidad Católica, unido a la derrota de Universidad de Concepción, los dejó como únicos escoltas del puntero. Están a solo dos puntos del elenco cruzado, que suma 44 unidades en la tabla de posiciones.

Faltando nueve fechas para el final del campeonato, las posibilidad de que La Calera pueda obtener el título de Primera División son ciertas, como nunca antes en su historia. Meritoria campaña hasta ahora del plantel que conduce Víctor Rivero y su desempeño se ha solventado en aspectos clave en su funcionamiento.

Idea inalterable

El cuadro cementero es el equipo con menor posesión de balón en el campeonato. Ataca y se defiende en forma muy rápida, otorgándole máxima utilidad a sus momentos en el manejo de la pelota.

Es un equipo de transiciones veloces y el rasgo no ha cambiado, tras el inicio de la segunda rueda: con una media de posesión de 38,3 empató contra la UC y superó a Antofagasta e Iquique. 

Refuerzos pertinentes

Para el segundo semestre llegaron Carlos Núñez, José Pablo Monreal, Gianluca Simeone, Thomas Rodríguez y Santiago Minolta. En mayor o menor medida, todos los nuevos fichajes han tenido actividad y algunos aparecieron en momentos importantes.

Monreal anotó un triplete en el triunfo ante O'Higgins, Núñez logró la paridad frente a Palestino y Rodríguez anotó el gol de la tranquilidad contra Antofagasta. Por ahora, la respuesta de las contrataciones es satisfactoria en el elenco calerano.

El aporte de los 'peso pesados'

Pablo Alvarado y Ángel Rodríguez son dos de los jugadores con trayectoria más importante en el plantel. El primero, zaguero argentino de 32 años, pasó por San Lorenzo, Belgrano y Racing y es el hombre fuerte en la defensa.

Adelante en la cancha, el trasandino tiene en la posición de '6' a Rodríguez, quien llegó desde Peñarol, tras ganar el torneo en Uruguay. Es un volante de juego claro con el balón y buena recuperación de la pelota. Ambos, son los referentes futbolísticos y han cumplido con las expectativas forjadas al llegar al equipo.

La sinceridad de Rivero

El DT Víctor Rivero no exhibe un discurso que no se ajusta a la realidad, como ocurre a veces con otros entrenadores del torneo, que hablan de 'someter al rival' en circunstancias que no hacen nada para lograr aquello.

El chileno admite que su equipo plantea muchos partidos de 'chico a grande', que luchan hasta el final y que si les toca sufrir, aguantando un resultado favorable, asumen la realidad y tratan de enfrentarla. Así se comporta el equipo y no hay engaño a sostener una careta falsa al respecto.

El factor Barbieri

La salida de Brian Fernández, el goleador calerano, amenazaba con generar un cisma en La Calera, pero hasta ahora el impacto ha sido solo en la estética del ataque y no en la productividad del equipo.

Su lugar como eje ofensivo lo adquirió Mariano Barbieri, un delantero veloz, de actuar por las puntas, con movilidad y voluntad para el apoyo defensivo. Si nivel ha subido en la segunda rueda y, en el triunfo ante Iquique, marcó el gol local en los descuentos en una gran maniobra individual. 

0 Comentarios

Normas Mostrar