UNIVERSIDAD CATÓLICA

La nueva faceta que Holan le imprimió al juego de Pinares

El zurdo ha profundizado su rol clave con las exigencias del DT. Ya suma varios tantos en 2020 y tuvo el gol del triunfo contra América de Cali.

La nueva faceta que Holan le imprimió al juego de Pinares
DRAGOMIR YANKOVIC/PHOTOSPORT

Universidad Católica mereció vencer en Colombia, pero debió regresar apenas con un magro empate ante América de Cali, por la Copa Libertadores. Superiores al conjunto local, los cruzados palparon más de cerca el triunfo con una buena acción de César Pinares y lamentablemente el tiro del zurdo sobre el arquero Joel Graterol pasó rozando el palo izquierdo.

La maniobra ofensiva, protagonizada por Pinares en los minutos finales del partido, no fue ninguna novedad en el repertorio ofensivo que hoy desplega la escuadra dirigida por Ariel Holan. Bajo la batuta del DT argentino, el volante mixto incorporó a su juego una faceta que lo alza hoy como uno de los goleadores cruzados en acciones de Táctica Funcional (con el balón en movimiento).

En el Campeonato Nacional, el máximo anotador es Luciano Aued con 7 tantos. De penal, el argentino logró 5 conquistas y lo escolta su compatriota Fernando Zampedri. El '9' de la UC suma 6 goles (ninguno de balón detenido) y lo secundan Edson Puch y Pinares con tres anotaciones, respectivamente.

El zurdo apareció junto a Zampedri como doble '9' para enfrentar al arquero de América de Cal.

Segundo '9' con Holan

Durante el 2019, en su llegada al elenco universitario, Pinares convirtió 5 tantos. Ahora, y recién transcurridas 11 fechas de las 34 que contempla el torneo, el zurdo claramente va en vías de superar esa marca y mucho tienen que ver las nuevas exigencias ofensivas establecidas por Holan a nivel individual.

En todas las anotaciones, el volante mixto apareció como segundo '9' en medio del trío de ataque de la UC, acompañando en el eje ofensivo a Zampedri. Para definir se ubicó dentro del área a la misma altura del argentino e incluso en ocasiones más adelantado. En esto último, el zurdo sacó partido del leve descenso del ariete trasandino para generar el espacio demandado por su apoyo de ruptura.

Contra Gremio, Pinares irrumpió incluso a mayor altura que Zampedri para anotar el 2-0 en San Carlos de Apoquindo.

Juego vertical

La variante en la Organización de Juego (tareas y funciones) de Pinares es evidente. En 2019 también fue una de las figuras de la UC en el bicampeonato con el DT Gustavo Quinteros. Sin embargo, su labor era más establecido en la zona de volantes, con un compromiso ofensivo volcado a tiros de media distancia y acompañamientos de ataque en segunda línea, detrás de los delanteros.

Hoy, sus recorridos aumentaron en orientación vertical. Para ello emplea el espacio lateral existente entre el extremo derecho (Gastón Lezcano) y Zampedri, el único '9' en el sistema de juego 1-4-1-2-3 que utiliza Holan.

El volante mixto apareció en el rol de segundo ariete, a la izquierda de Zampedri, anotando contra Coquimbo.

Tampoco resulta extraño que Pinares realice diagonales dentro de la zona de volantes para ocupar en altura el sector de Aued. El mecanismo de conexión a través de la cesión del balón es el siguiente: el mixto izquierdo desciende a la altura de Ignacio Saavedra y lo busca con habilitaciones verticales y profundas.

Poder de definición

La parte final del proceso ofensivo que protagoniza Pinares se sustenta en su buena capacidad técnica. Ha evidenciado un manejo óptimo de la pierna zurda dentro del área y también en situaciones de mano a mano contra el arquero rival, con tiempo y espacio mínimo para finalizar con éxito cada maniobra.

Dos claros ejemplos de lo anterior son los goles que el zurdo anotó contra Coquimbo en el Campeonato Nacional y frente a Gremio por la Copa Libertadores. En ambos tantos resolvió las jugadas pasando el balón por sobre los arqueros, en virtud de su buena relación con la pelota.

Desgraciadamente para los universitarios, solo por escasos centímetros no aconteció lo mismo ante América de Cali. El concepto resolutivo de la maniobra fue el mismo: superar al guardameta sorpresivamente con una definición por encima del cuerpo, pero el balón salió ligeramente cruzado y el triunfo no fue posible en Colombia.